revolución verde.

Universidad Ean y Esri Colombia promueven iniciativas de sostenibilidad que ayudan a cumplir con los ODS

Publicado el:

Tabla de contenidos

Cada vez es más común ver cómo las altas temperaturas generan incendios forestales y cómo las torrenciales lluvias afectan vías, producen deslizamientos y causan graves inundaciones en zonas pobladas. Todo esto es potencializado por el tan nombrado cambio climático. A lo anterior se suman afectaciones a la salud, como el aumento de enfermedades respiratorias agudas y deshidratación por causa de las olas de calor.


Entidades internacionales como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) trabajan desde hace décadas en operativos de investigación y promoción para mitigar los impactos asociados a temas ambientales que afectan, no solo a la biodiversidad sino a poblaciones vulnerables que por su ubicación tienden a vivir más cambios meteorológicos, con impactos en el acceso al agua y alimentación, e incluso a la proliferación de plagas.


De cara a esta realidad, y aprovechando el compromiso que el mundo tiene para mitigar los efectos del cambio climático, Esri Colombia promueve una tecnología en la que los datos juegan un papel determinante para apalancar las iniciativas que distintas instituciones del país, públicas y privadas, buscan desplegar en pro del cuidado del medio ambiente. Vanessa Guzmán, gerente de sostenibilidad y desarrollo social de Esri Colombia, detalla que el software ArcGIS, basado en tecnología geoespacial, ayuda a organizaciones de todo el mundo a aprovechar el poder de la ubicación para diseñar comunidades más resilientes y divulgar acciones sostenibles.


Esri cuenta con un ecosistema integrado que hace uso de datos geoespaciales para la planificación, ejecución y comunicación eficiente del desarrollo sostenible. Estos datos les permiten a las organizaciones tener herramientas para alcanzar los objetivos globales de sostenibilidad, que están en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de la Agenda 2030.
Gracias a esta tecnología, las organizaciones y el propio Estado pueden evaluar, con precisión, la efectividad de sus programas e innovar con soluciones a partir de la evaluación de diferentes escenarios posibles. La adaptación a los cambios que se generar por el cambio climático es el reto más grande que afrontamos actualmente y en el cual la tecnología puede ser de vital importancia.


El compromiso de la academia
Por su parte, la Universidad Ean ha sido referente en el desarrollo de soluciones sostenibles desde la academia, y siguiendo con este compromiso lanzó Ean Sostenibilidad, un espacio colaborativo transdisciplinario que busca promover la sostenibilidad en múltiples niveles y respaldar el trabajo de la institución como líder del emprendimiento sostenible. Además, es un espacio que promueve las experiencias innovadoras y contribuye con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


María Eugenia Rinaudo, directora de Ean Sostenibilidad, explicó los tres ejes de innovación para el cambio en los que trabaja la institución en este momento: uno ambiental, que propone generar conocimiento en torno a la biodiversidad y a los servicios ecosistémicos para enfrentar los riesgos climáticos; un eje social que busca darles la oportunidad a los territorios para generar modelos de negocio sustentables basados en la naturaleza y un eje tecnológico, que trabaja en la gestión del riesgo, con Big Data, Inteligencia Artificial y sensores.


Con estas herramientas se busca formular proyectos de análisis para identificar factores de riesgo climático y crear un portafolio de soluciones. El programa de sostenibilidad de la Ean es el primero en tener presencia en Puerto Carreño, corazón de la Orinoquía, con un centro experiencial que reúne emprendimiento, sostenibilidad e innovación, atado a un potencial gigantesco en términos de bioeconomía, de acción climática, carbono-neutralidad y turismo de naturaleza.


El objetivo de la Universidad Ean es generar diálogo, entender las dinámicas socioeconómicas y el escenario agropecuario y apoyar las iniciativas sobre el tránsito a economías sostenibles.
“No debemos esperar a que las empresas sean las que nos den las soluciones. Las instituciones educativas tenemos que transformar los modelos del siglo XX a la realidad. Cada persona debe convertirse en un agente de cambio, solo así podremos afrontar esta crisis que cada día se agudiza más”, concluyó María Eugenia Rianudo.

Logo Lp Esquinas redondas

PRÓXIMA CHARLA EMPRESARIAL: Cómo responder requerimientos ante la UGPP

6 - marzo (11AM. A 12M.) Participe sin costo desde su aula virtual

Entrevistas

La IA y su efecto en las empresas

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Leer más