comercio electrónico

ABC del comercio electrónico en Colombia

Publicado el:

Tabla de contenidos

Tiendas en línea, marketplace, venta en redes sociales y publicidad digital, hacen parte del
ADN del comercio electrónico, pero las personas no las explotan al 100%.

Actualmente, una gran cantidad de emprendedores que buscan crear un negocio utilizando herramientas digitales no cuentan con un panorama completo de lo que implica vender en internet y, por esa falta de información, se encuentran con escenarios que jamás imaginaron. Esto puede llevarlos a gastar más de la cuenta o hasta desistir de la idea y espíritu emprendedor.

Emprendedores, pequeñas y medianas empresas hasta grandes superficies comerciales deben considerar aplicar tres claves esenciales para sumarse y ser parte del ecommerce, entre las que se encuentran:

  1. Conocer las ventajas que ofrece el comercio electrónico.
  2. Entender las características que debe tener una plataforma comercial electrónica para hacer crecer un negocio.
  3. Comparar entre distintas plataformas para encontrar la que mejor satisface las necesidades como empresa.

Las 8 características del comercio electrónico que se deben conocer:

  1. Se realiza en un espacio digital

Puede sonar obvio, pero no lo es. Una de las características del comercio electrónico es que debe realizarse en un espacio virtual — ya sea en un marketplace, en una tienda en línea propia o hasta en redes sociales. De igual manera, durante la compra, el vendedor debe ofrecer al comprador una experiencia 100% segura en la que sus datos personales y bancarios no se vean comprometidos. Eso se logra con herramientas tecnológicas adaptadas a una plataforma..

  1. Facilitar la compra y venta de productos o servicios 24/7

Al no realizarse en una tienda física, los vendedores tienen la oportunidad de ofrecer sus productos las 24 horas del día, dejando atrás los horarios establecidos. La facilidad para cerrar transacciones desde cualquier dispositivo con acceso a internet hace que todo sea más cómodo, rápido y fácil de realizar.

  1. Utilizar catálogos digitales actualizados

Sin un catálogo virtual no se pueden concretar ventas. Este documento permite llevar un control de los productos y debe estar actualizado en todo momento para brindar una experiencia confiable al usuario. Gracias a la tecnología, este proceso de control se puede realizar con mayor facilidad.

  1. Ofrecer una experiencia enfocada al cliente

El comercio electrónico gira alrededor del cliente, quien con el paso del tiempo cambia sus hábitos de compra, según las tendencias de consumo. La tienda en línea debe estar 100% optimizada para que el consumidor encuentre lo que busca, fácil y rápido. Lo ideal es que pueda llegar a cualquier sección, en menos de dos clics, desde la página de inicio.

  1. Las transacciones se realizan mediante pasarelas de pago

Las pasarelas de pago son las herramientas con las que un usuario puede hacer efectiva la compra de un producto o servicio en una tienda online, sin poner en riesgo su información personal. Gracias a ellas el comprador tiene el poder de decidir la forma de pago ya sea con tarjeta de crédito, débito, de forma parcial, en tiendas de conveniencia o mediante depósito bancario.

  1. Los vendedores mantienen la confidencialidad de datos de cada comprador

La seguridad de una plataforma es un gran diferenciador que cada vez cobra mayor importancia. Gracias a los protocolos de seguridad, el emprendedor de un ecommerce previene estafas electrónicas a los compradores y protege su información personal en todo momento. Esta es una de las características que no se debe pasar por alto si se quiere potenciar un negocio y aumentar sus ventas.

  1. Utiliza herramientas tecnológicas para estar en contacto con el cliente

Al no tener contacto físico, la implementación de aplicaciones para mantener la comunicación entre el comerciante y el comprador es fundamental para eliminar cualquier duda y ofrecer una completa atención al cliente. Gracias a la configuración de chatbots se pueden resolver las dudas más comunes en pocos minutos. De esta manera, el emprendedor no tiene que estar cerca de un computador o celular las 24 horas del día para cerrar ventas.

  1. Puede desarrollarse con una tienda virtual o marketplace

Un marketplace funciona como un centro comercial virtual en el que cientos de marcas ofrecen sus productos a precios competitivos a los visitantes. Por su parte, en una tienda en línea el emprendedor tiene el control total sobre su marca, eligiendo los medios de pago que quiere recibir, las formas de envío y el diseño de la plataforma. Ambas herramientas se pueden combinar en una estrategia de ventas omnicanal exitosa, con el objetivo de captar clientes potenciales. Vender en internet va más allá de solo publicar fotos de productos en redes sociales o compartirlos por aplicaciones de mensajería. Para hacerlo con éxito, se debe transmitir confianza en los posibles compradores y ofrecerles una experiencia única durante todo el proceso.