fbpx
Slide de Texto
🚀 Próxima Charla Empresarial: Recompensas NO salariales 🗓️ Fecha:19 de junio de 2024 🕗 Hora: 11:00 A.M.

Cuidado con el Síndrome Visual Informático: Cómo Proteger tu Salud Ocular

El Síndrome Visual Informático (SVI), también conocido como fatiga visual digital o astenopia informática, se caracteriza por síntomas como visión borrosa, ojo seco, dolor de cabeza, fatiga visual, sensibilidad a la luz y enrojecimiento de los ojos. Estos síntomas pueden afectar la productividad y el bienestar de las personas que pasan largas horas frente a pantallas digitales.

Factores de Riesgo

La postura al utilizar dispositivos electrónicos, la distancia a la que se encuentra la pantalla, la cantidad de tiempo que se pasa frente a ella sin descanso, así como la falta de parpadeo al mirarla, son factores que pueden provocar resequedad en los ojos y otros síntomas asociados al SVI.

Aspectos Importantes para la Salud Ocular

Lina Jaramillo, docente del programa de Optometría de Areandina, menciona varios aspectos que pueden influir en la salud ocular y la calidad de la visión:

  • Acomodación del Ojo: Fundamental para enfocar adecuadamente a diferentes distancias.
  • Convergencia: Importante para mantener la visión binocular y la percepción de la profundidad.
  • Defectos de Refracción: La miopía, hipermetropía y astigmatismo pueden afectar la calidad de la visión y la capacidad de enfoque.
  • Estado Motor Ocular: Necesario para mover los ojos de manera coordinada y mantener una buena visión periférica.

Consejos para Prevenir y Tratar el SVI

Para prevenir y tratar el Síndrome Visual Informático, es importante seguir una serie de recomendaciones:

  • Realizar Pausas Visuales: Hacer descansos regulares siguiendo la regla 20-20-20 (cada 20 minutos, mirar algo a 20 pies de distancia durante 20 segundos).
  • Parpadear Frecuentemente: Esto ayuda a mantener los ojos húmedos y reducir la sequedad.
  • Mantener una Distancia Adecuada de la Pantalla: La pantalla debe estar a una distancia de al menos 50-70 centímetros de los ojos.
  • Ajustar la Iluminación del Entorno: Evitar reflejos y ajustar el brillo de la pantalla para que sea cómodo para los ojos.
  • Mantener una Postura Correcta: Sentarse con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo.
  • Realizar Ejercicios de Relajación Ocular: Como mirar a diferentes distancias o cerrar los ojos por unos momentos.

Además, es recomendable visitar a un especialista en salud visual para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado si es necesario. Estos cuidados pueden ayudar a reducir los síntomas del SVI y mejorar la salud ocular a largo plazo.

Conclusión

El Síndrome Visual Informático es un problema creciente debido al aumento del uso de dispositivos electrónicos. Siguiendo estos consejos y adoptando buenos hábitos de salud ocular, se puede prevenir la fatiga visual y mantener una buena salud ocular. La educación y la prevención son clave para reducir el impacto del SVI en la vida diaria.


Referencias:

  • Lina Jaramillo, docente del programa de Optometría de Areandina
  • Areandina: Información sobre salud visual y ergonomía
  • Estudios sobre Síndrome Visual Informático y sus tratamientos
Charlas Empresariales
Scroll al inicio

Categorías

Eventos

Nosotros