Cámaras de vigilancia, la clave para la seguridad en las ciudades

Publicado el:

Tabla de contenidos

En la era digital actual, el tejido urbano se encuentra inmerso en un constante flujo de datos, y las cámaras juegan un papel central en la creación de un ecosistema robusto y dinámico. Al abordar este ecosistema desde áreas cruciales como seguridad y análisis urbano, emergen nuevas oportunidades para optimizar el funcionamiento de las ciudades y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Según datos de la Secretaría de Seguridad de Bogotá, en el primer semestre de 2023 se registraron 1.171.333 actos delictivos en la ciudad. De estos, 1.039.184 (88,1%) quedaron registrados en cámaras de seguridad.

Los tipos de delitos que más se registraron en cámaras de seguridad fueron, hurto a persona: 335.206 (32,0%), hurto a comercio: 229.166 (21,1%), hurto a residencias: 218.282 (20,1%), lesiones personales: 143.307 (13,4%), violencia intrafamiliar: 91.038 (8,6%)

Así mismo, las cámaras de seguridad pueden proporcionar información clave para identificar y capturar a los delincuentes, lo que puede ayudar, no sólo a reducir la delincuencia, sino también a fortalecer la sensación de seguridad en las personas.

Esto a su vez ayuda a la solidez de la Seguridad Ciudadana pues  las cámaras de seguridad se han convertido en los ojos vigilantes de las comunidades. Al integrar estas tecnologías en un ecosistema de datos, se crea un sistema de vigilancia inteligente capaz de anticipar y prevenir incidentes y por supuesto, mejorar la confianza ciudadana. 

La detección temprana de comportamientos anómalos, reconocimiento facial y análisis de patrones permiten una respuesta más rápida y eficaz ante situaciones de riesgo. Este enfoque proactivo no solo fortalece la seguridad ciudadana, sino que también contribuye a la disuasión de actividades delictivas y hace más complejo el accionar de los infractores.